Noticias   Calendario   Jornada   Clasificacion   Cociente
Miguel Herrera es el principal culpable del fracaso americanista
PUBLICIDAD

Por Daniel Quintana
Domingo 3 de Diciembre.- El regreso de Miguel Herrera a la dirección técnica del Club América fue un fracaso monumental en su primera campaña por no obtener un título en los dos campeonatos en los que participó.

Obtener dos lideratos con Xolos de Tijuana y la nula identidad con Ricardo La Volpe determinó la urgencia de la cúpula y afición azulcrema para traer de regreso a sus filas al hombre que les concedió uno de sus títulos más valiosos en una final histórica contra Cruz Azul.

Antes de su llegada, el polémico estratega inició con su planeación del presente Apertura 2017 donde descartó a varios jugadores que habían sido importantes en la consecución de su último campeonato.

La baja del argentino Paolo Goltz que fue adquirido por Boca Juniors, un elemento con experiencia y solidez que fue sacrificado junto a José Daniel Guerrero, Erick Pimentel (ambos a Puebla), además de no darle cabida a Michael Arroyo, fue una mala decisión tomando en cuenta las altas que registró el equipo.

Mateus Uribe y Guido Rodríguez pese a ser jugadores comprobados no han explotado sus cualidades como lo dictaban las expectativas, aunado a esto están las incorporaciones de Pedro Arce y Carlos Orrantia que apenas comienzan a forjarse como jugadores de Primera División.

Un fracaso tiene culpas compartidas y el plantel es gran responsable de esta temporada por su bajo nivel, sin embargo, Herrera Aguirre orquesta este mal papel por no reforzar un equipo y no dejar ir jugadores como Darwin Quintero y Cecilio Domínguez que no ha sido las soluciones para un equipo que compite por campeonatos.





PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD